LIMPIEZA Y SANITIZACION DE ESTANQUES DE AGUA POTABLE:

Consiste básicamente en la higienización, limpieza, retiros de lodos, arenilla y sedimentos acumulados en el fondo de estos estanques almacenadores de agua potable, seguidos de la aplicación de compuestos químicos desinfectantes, para la eliminación de bacterias, con el objetivo de garantizar la salubridad e inocuidad del agua a consumir.

Esta operación se realiza con motobombas sumergibles, cepillos de cerda dura, esponjas, que permitan limpiar y evacuar el agua, con los lodos hacia los desagües exteriores.

Las instalaciones, edificios con estanques de aguas, deben realizar la Sanitización en forma regular, con frecuencia anual (cada 8 o 12 meses).